domingo, 16 de octubre de 2016

¿Sabías que...?

¿Sabéis cuál es el motivo real por el que fueron creado los Premios Nobel?
Pues es una historia curiosa.

Alfred Nobel fue químico, ingeniero e inventor y gracias a sus 355 inventos, consiguió amasar una gran fortuna. No obstante, algunos de esos inventos, entre los que se encontraba la dinamita, generaron en él un gran sentido de culpabilidad por el mal que éstos  podían haber causado a la humanidad.


Siendo así, A. Nobel decidió dedicar todo su patrimonio tras su muerte a intentar “compensar” a la humanidad y creó una serie de premios para aquellos que llevasen a cabo el mayor beneficio a la humanidad en los campos de la física, la química, la medicina, la literatura y la paz


Así, el Señor Nobel estipuló en su testamento que los intereses generados por su fortuna fuesen cada año distribuidos en forma de premios entre aquellos que el año anterior hubieran realizado un mayor beneficio para la Humanidad: una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante dentro del campo de la física; una parte a la persona que haya realizado el descubrimiento o mejora más importante dentro de la química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante dentro del campo de la medicina; una parte a la persona que haya producido la obra más sobresaliente de tendencia idealista dentro del campo de la literatura, y una parte a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones y para la celebración y promoción de congresos por la paz.

Por si fuera poco, Alfred Nobel dejó escrito lo siguiente:

 “Es mi expreso deseo que, al otorgar estos premios, no se tenga en consideración la nacionalidad de los candidatos, sino que sean los más merecedores los que reciban el premio, sean escandinavos o no.”



1 comentario:

  1. No tenía ni idea. Ahora me cae mejor este señor

    ResponderEliminar